Lo llaman 2.0 y no lo es

En todo el barullo de cosas acerca de la famosa “ley Sinde” habría muchas cosas que decir. Bastantes de ellas las ha dicho ya muy bien Roger. Pero hay una que me llama mucho la atención: la idea del ataque a la libertad de expresión.

Es significativo que un sitio como Seriesyonquis se haga eco de un manifiesto en el que se reivindica la libertad de expresión, en teoría como bandera de oposición a la ley en cuestión.

Seriesyonquis, si aún hay alguien que no lo sabe, es un sitio en el que de modo intuitivo uno puede verse o descargarse prácticamente cualquier serie de televisión. Por tener tienen hasta Aló aló. No hay debates políticos o científicos. No hay debates artísticos como tales: el grueso y la base del sitio, uno de los más populares de España, es que puedes ver casi la serie que quieras, cuando quieras y sin pagar nada.

En un artículo de El País podíamos leer que el 70% del tráfico en España lo tenían las páginas que se “pusieron en huelga” en protesta por la ley. Esas páginas son del estilo seriesyonquis: son sitios donde vas, ves/descargas series/películas/videojuegos sin que los creadores vean un euro y ya está.

Casi tres cuartas partes del tráfico en España están dedicados a la descargar de series, películas, música o videojuegos. Supongamos que el 30% restante es dedicado casi en exclusiva a debates políticos, económicos, científicos y a ejercer la tan mencionada “libertad de expresión” (ignorando el porcentaje de ese 30% que se llevará el porno, por ejemplo). Si uno atiende a los comentarios en Menéame o Escolar parece que vivimos en una época de creación artística, política e intelectual que ríete tú de Sócrates y aquellos locos griegos. Aunque en realidad es más triste: la gente más que ejercer su libertad de expresión prefiere mayoritariamente bajar cosas para entretenerse.

Por otro lado, sitios como Red Progresista, Red Liberal, Socialdemocracia.org, Siracusa o Neoprogs tratan temas políticos, ejercen su libertad de expresión. Ninguna de esas redes corre peligro: generan sus propios contenidos, dicen las barbaridades que les apetece, pero no están amenazadas. Los sitios que se han sentido amenazados no divulgan opiniones ni discuten sobre ciencia ni se dedican a la crítica literaria, cinematográfica o de videojuegos. Se dedican, simplemente, a dar gratis contenidos que no han creado ellos.

Todo esto forma parte de las cosas fascinantes del llamado dospuntocerismo: pretenden vender un discurso de modernidad, de comuna hippie que comparte todo, de fomento de la cultura y de los valores libérrimos, para en el fondo caer en el vandalismo, la apología de la violencia (ver comentarios del enlace anterior), el desprecio al trabajo ajeno (“¡les voy a pagar yo por haber cantado/actuado una vez nada más! ¡amos, anda!”), la envidia hacia el que gana más, las comparaciones demagogas, victimistas y abochornantes con las víctimas del Holocausto nazi (¿a cuantos millones ha matado Sinde? ¿nos os da VERGÜENZA?) y los excesos idiotas que se perdonan u omiten en nombre de la causa. Por ejemplo:

La Ley Sinde no nace de la voluntad del pueblo español, sino que es una imposición extranjera. La embajada de Estados Unidos ha presionado a nuestro gobierno para aprobarla, pisoteando nuestra soberanía nacional. Quieren una Internet sumisa y controlable, que sea útil para convencer a la población, como los restantes medios de comunicación controlados desde el poder. No quieren que la gente comparta información, no quieren que sepamos quién mueve realmente los hilos, no quieren que sepamos cómo se enriquecen empobreciendo al resto de la población. Quieren una red esclava desde la que vendernos su visión del mundo.

Mezcla de patrioterismo del malo (¡¡pero si internet era el lugar donde no había inmigrantes!! ¡¡donde los sentimientos nacionales de diluían!!), paranoicismo, ignorancia (antes de internet no sabíamos nada de Sociología o Ciencias Políticas. Tampoco que los espías espían o que los países tratan de presionar a otros países por cosas que les interesan. Claro que no) y sobre todo, mentira desvergonzada: claro que el parlamento es donde están los representantes del pueblo español. Las intenciones de pasar leyes así vienen de mucho antes de que lo sacara Wikileaks. Es abiertamente falso e infantil vender las descargas en masa de los últimos FIFA, los últimos capítulos de Big Bang Theory o la última de Melendi como actos de insumisión “al poder” o como ejercicios de rebeldía antisistema. Que os estais descargando canciones, videojuegos o películas del sistema…es más, suelen ser películas o canciones publicitadas hasta la nausea por el “sistema”. Probad a subir a vuestros servidores sólo películas o videojuegos de aficionados que las cedan voluntariamente y gratis, a ver qué si continua vuestro éxito. Ya sabemos todos que no.

¿En qué tema político, económico o científico han sido incómodos para “el poder” seriesyonquis, Taringa o gratisjuegos.com? ¡En ninguno! Ni Zapatero ni Esperanza Aguirre ni Putin tienen nada que temer de las descargas de música o películas. Pensar lo contrario es ridículo.

Lo llaman 2.0 pero quieren decir “bajarnos las cosas gratis y hacernos los rebeldes”. Y mira que hay causas para ser rebelde contra el sistema, como el 20% de paro, la educación, los gobiernos autonómicos que se perpetúan 20 años y forman redes clientelares, el integrismo religioso y demás…pero no, entre las noticas más meneadas día tras día aparecen siempre montones de referencias a las P2P, a Sinde, a la SGAE y etc.

Pues muy bien, pero luego nada de llantos cuando venga el FMI y nos diga: “Vds. pueden seguir con eso que les parece tan esencial y les divierte tanto, que nosotros nos encargaremos de su economía”.

6 thoughts on “Lo llaman 2.0 y no lo es

  1. Aún estando bastante de acuerdo con la mayor parte del post, yo es que creo que el debate real no es ese. Mira que se ha hecho ruido con el tema de las descargas, y mira que hemos dicho todos barbaridades al respecto, pero la pregunta fundamental yo creo que sigue sin responderse: ¿qué forma efectiva y aceptable para todas las partes (razonables) de proteger contenidos sujetos a derechos de autor se puede buscar actualmente? Lanzo la pregunta en serio, no afirmando que no la haya, porque a mí no se me ocurre ninguna.

    Ya no entro en lo justo o injusto para cualquiera de las partes, el problema de verdad es que no hay ley que pueda impedirlo.

  2. Estoy contigo en casi todo, Asmodeus. A la solución ya no llego yo tampoco…Roger menciona servicios de alquiler de películas realmente baratos en los EEUU, pero no sé si eso sería posible aquí de un modo similar.

  3. Pues yo sé dónde hay “cultura libre/gratis” en cantidades industriales… ¡y legalmente descargable!

    http://gallica.bnf.fr/
    http://www.cervantesvirtual.com/
    http://classiques.uqac.ca/classiques/

    ¿Por qué será que ninguno de los defensores del pintoresco principio de gratuidad no habla jamás de páginas como las que acabo de enlazar? Por más que le doy vueltas al asunto, no encuentro respuesta ;)

    P. S.:

    Sí, soy un cobarde, porque no es aquí donde debería decir esto.

  4. “pero luego nada de llantos cuando venga el FMI y nos diga¨

    No, no, Raúl, nos van a decir cosas peores. La cosa se va a poner legalmente chunga, y no va a haber emponderado que lo aguante.

    El asunto es largo, así que me permito ocuparte un ncomentario.

    Esta Ley no tenía intención de ir a por usuarios. En Francia, en UK, en USA, los denunciados son los usuarios, y el juex los condena porque no tienen derecho a copia privada: cada canción bajada de la que no disponen del original cuenta, y suma. En España tenemos coipia privada, cosa que me alegra y defiendo, así que en principio y según sentencia judicial, el intercam,bio, aunque sea por la Red, no es punible si no hay ánimo de lucro y se da entre particulares: eMule, torrent y similares son perfectamente legales y lo iban a seguir siendo.

    Tampooco son ilegales servicios tipo MegaUpload per se. Un servicio no tiene responsabilidad en los archivos que suben usuarios, igual que tú no eres responsable de los comentarios en tu blog (principio que ha costado mucho establecer como para ahora decir “que vayan a por MU o RapidShare”, señores). Lo que sí es ilegal es grabar la peli en el cine, o el audio y acoplarlo a un vídeo de fuera, subirlo a MU y poner el enlace en SY al lado de la publicidad. Con ese acto pones a disposición pública un producto del que no tienes derechos, con ánimo de lucro.

    Si me roban el coche y lo llevan a Francia, ¿deja de ser robadoi? En USA es ilegal copiar pelis en el cine, en España es más peliagudo por el derecho a copia privada, pero un vídeo grabado en USA que llega vía Red a España sigue siendo un producto ilegal, no se legaliza al pasar por la frontera virtual. Que tengamos a una legión de gente restregándole por la cara a Alejandro Sanz (a quien nunca les perdonaré que me hagan defender) que alguien se está lucrando ilegalmente con sus productos es muy, muy vergonzoso.

    Ítem más: estoy pensando seriamente y desde hace tiempo intentar ganarme la vida en la Red, pero en España es imposible porque no hay manera legal de impedir que te jodan el producto sin meterte en pleitos de años. Mientras en Europa el nuvel de efervescencia de empresas y startups es apoabullante, en España el 50% del tráfico es de contenidos con derechos de autor, y me juego el cuello a que FB se come otro tanto mayor del 10%. No tenemos Netflix, ni Hulu, ni Comedy Central que cuelgan sus productos en la Red. Tampoco tenemos un Oatmeal (diobujante que vive de su trabajo, que vende en la Red), ni un DeviantArt, ni nada de eso. Nuestros mejores productos son Meneame y Tuenti. Es muy triste. Y no es sólo culpa del usuario.

  5. Vale, al final me he perido y no he dicho lo que iba a decir…

    En España tenemos copia privada, y por eso al revés que el resto del mundo se está intentando atajar el problema yendo a quien sube archivos y se lucra. Los usuarios están protegidos por secreto de comunicaciones y copia privada, pero si no se encuentra una manera de limitar el daño se limitarán esos dos derechos: o bien mediante la creación de entes judiciales específicos que agillicen el proceso y acepten supervisar el pinchazo de comunizaciones, o bien mediante la supresión del derecho a copia privada para armonizarnos con el resto del mundo. Se va a poner la cosa muy fea.

    Y se va a poner porque estos emponderados no se dan cuenta de una cosa principal: quieren una Red que, para existir, necesita de unas infraestrucvturas y una sociedad que no existen. En su construcción, se están cargando la que hay. Que les aproveche a estos nuevos anarquistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>